Revista de actualidad, cultura y pensamiento

Category archive

Literatura

La blanca flor de chimenea de José Jiménez Lozano

en Literatura por
Tiempo de lectura: 2 minutos

Poco antes del comienzo del verano tuvo lugar un encuentro literario de mucho lustre en la Universidad Francisco de Vitoria.  Con ocasión de la clausura de curso del Máster de Humanidades, el periodista, poeta y escritor Enrique García-Máiquez entrevistó al también periodista, poeta y escritor José Jiménez Lozano.

Los alumnos allí presentes asistimos a un intercambio estelar de anécdotas y reflexiones. Se habló, entre otras cosas, de Pascal y de Flannery O´Connor, de los peligros del ‘yo’, de la necesidad del despojo interior y del engañoso relumbrón de los premios (Jiménez Lozano, ganador del Premio Cervantes y del Premio Nacional de las Letras Españolas, afirmó su preferencia por “los jardines y los gatos” en detrimento de las “cortes”).

¿Por qué no haber escrito de ello en su momento, al dictado de la actualidad?

¿Quizás porque apenas conozco la obra de estos dos autores? (De Jiménez Lozano sólo puedo decir que me impresionó su humanísimo retrato de la figura del inquisidor en El Sambenito y a la poesía de García-Máiquez, al contrario que a sus columnas del Diario de Cádiz, no me asomo casi nunca). ¿O por la dificultad de hacer justicia a sus ideas y palabras?

Sea como fuere, allí se dijo algo que desde entonces no me abandona. Al ser preguntado por el origen y naturaleza de lo poético, Jiménez Lozano recordó una discusión entre dos hermanas vecinas suyas. Una de ellas, al parecer, era tan pálida y de cabello tan negro, que la otra, a gritos, la llamó “blanca flor de chimenea”. Un insulto precioso; casi un cumplido. Jiménez Lozano se quedó pasmado. Para el escritor castellano esto revela que la poesía, en cierto modo, se encuentra al alcance de todos. En lo cotidiano.

Decía, ya no recuerdo quien, que el cine neorrealista comenzó a desaparecer cuando los guionistas italianos dejaron de ir en transporte público. El verano, por su lentitud, me parece una época muy apropiada para esta clase de inspiración clandestina. Para pegar el oído a la parede, escudriñar entre la multitud o mirar de reojo.

¿Quién sabe? La belleza podría aparecer a la vuelta de la esquina.

 

El Silmarillion: la teo-antropología de Tolkien

en Democultura/Literatura por
Aragorn es el último de los hombres de númenor descritos en el Silmarillion.
Tiempo de lectura: 10 minutos

La historia de la caída de Númenor nos presenta un mundo (Arda) presidido por un Dios creador trascendente y lejano, Ilúvatar, y unos espíritus inferiores que custodian y gobiernan el mundo en su nombre, los Valar. Estos son una mezcla de dioses olímpicos, ángeles y fuerzas de la naturaleza, que protegen Arda al servicio de los hijos de Ilúvatar, que son los elfos y los hombres. Uno de ellos, Morgoth, se rebeló contra la “Música” de Ilúvatar, contra su plan, y buscó engañar y someter a elfos y hombres bajo su poder en vez de servirlos.

(Este artículo examina la antropología teológica contenida en ‘El Silmarillion‘, el libro en el que J.R.R. Tolkien relata el origen e historia de la Tierra Media, en la que tiene lugar la saga de ‘El señor de los anillos’ y ‘El hobbit’.) Sigue leyendo

Literatura, poesía y cine. La verdad en un juego de mentiras

en Cine/Literatura por
Tiempo de lectura: 6 minutos

Artículo escrito por Ane Armentia Touza y Laura Martín García.

La verdadera historia del cine es el nombre que recibe el documental realizado en 1995 por los cineastas Peter Jackson y Costa Botes. El director de El señor de los anillos demostró tener una imaginación desbordante antes de adentrarse en la Tierra Media y hacer de un libro casi una religión. La única verdad dentro de este documental se encuentra en el título.

Sigue leyendo

La locura cristiana de Emmanuel Carrère

en Literatura/Pensamiento por
Tiempo de lectura: 6 minutos

Emmanuele Carrère es probablemente uno de los escritores franceses actualmente más en boga. Su productividad editorial es, por lo menos, tan grande como la franqueza con la que se desnuda en sus páginas. Los protagonistas de sus libros –como el asesino psicópata Jean-Claude Romand, el pintoresco activista fascista-bolchevique Édouard Limonov o San Pablo– hacen las veces de trampolín para zambullirse en reflexiones acerca de su propia vida y tormentos. El ego de Carrère termina así por ocupar la escena de todas sus novelas.

Le Royaume (publicado en España por Anagrama bajo el título El Reino) son más de 600 páginas de reflexiones sobre la vida de los primeros cristianos, sobre todo de San Pablo y del evangelista Lucas, fruto de un trabajo de casi 15 años en los que Carrère ha leído todo cuanto ha podido sobre ese fenómeno aburdo y revolucionario que fue el advenimiento de Cristo. Sigue leyendo

Madrid era una fiesta

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 3 minutos

Cuando llegaba la primavera, incluso si era una primavera falsa, la única cuestión era encontrar el lugar donde uno pudiera ser más feliz. Si estábamos solos, ningún día podía estropeársenos, y bastaba esquivar toda cita para que cada día se abriera sin límites. Sólo la gente ponía límites a la felicidad, salvo las poquísimas personas que eran tan buenas como la misma primavera”, Ernest Hemingway, París era una fiesta.

No muchos pueden presumir de una biografía tan repleta de aventuras, encantos y desencantos como la de Hemingway, un hombre de acción bendecido por el don de la sensibilidad artística. Fue combatiente en la Primera Guerra Mundial, corresponsal en África y en la Guerra Civil española. Su experiencia le granjeó fama y la típica imagen de tipo pasado de vueltas que no se amilana ante cualquier cosa. Sigue leyendo

El mal y la redención: los Demonios de Dostoyevski

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 12 minutos

El ser humano conoce el mal, sabe usarlo, en muchas ocasiones lo justifica como necesario o inevitable, e incluso lo llega a equipar con el bien. Pero sabe también que, tarde o temprano, todo mal conlleva una pena, propia o ajena, por la vía del castigo social o por la dolorosa redención personal, muriendo para renacer.

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski [1821-1881] comprendió esta realidad en su propia vida y en la de los personajes que construyó para identificar los Demonios de su época; desde ese estudio tan profundo y tan citado del alma humana, y en concreto de una pretendida como singular “alma rusa” (por geografía, por historia, por cultura) que su coetáneo Lev Tolstoi intentó cambiar desde el ejemplo (y al que la posterior Unión soviética ensalzó como promotor, mientras censuraba al “reaccionario” Dostoyevski). Sigue leyendo

Pastoral americana: rebelarse contra el vacío

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 7 minutos

La pastoral americana es el ideal de quienes, tras la Segunda Guerra Mundial, creían que la vida en los Estados Unidos era un paseo por un prado de hierba, en el que todo es orden, paz y tranquilidad. La pastoral americana es una existencia fundada en la libertad de hacer aquello que uno desea sabiendo que, en el fondo, lo que uno quiere es aquello que todos quieren. Pero la pastoral americana se terminó con una bala en la cabeza de John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963. El sueño se transformó en la pesadilla real de la Guerra de Vietnam o, en las Torres Gemelas reducidas a un montón de escombros el 11 de septiembre de 2001.

Hoy en día, la pastoral americana no es más que el pavo de ‘Thanksgiving Day‘, lo único capaz de poner de acuerdo a millones de americanos durante 24 horas, capaz de suspender el malestar y las incomprensiones, cubriéndolas con aquella máscara de serenidad y seguridad que caracterizaba la vida de sus padres. Sigue leyendo

Los Miserables: un imprevisto es la única salvación

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 5 minutos

Llegué a Los Miserables de Victor Hugo gracias a Lev Tolstói quien en 1891 publicó una lista con los libros que más lo influenciaron repartidos en cinco etapas vitales. Cada título viene acompañado por una nota: grande, muy grande o enorme. Este último es el adjetivo que acompaña Les Misérables, insertado en la etapa de entre los 35 y los 50 años.

La obra magna de Hugo es enorme en todos los sentidos: casi 2000 páginas escritas con un estilo inmejorable y rellenas de una sabiduría humana que me ha puesto cara a cara con preguntas fundamentales acerca del significado de la realidad, la verdad de la historia, la justicia social, la libertad, el lenguaje y un largo etcétera. Aprovechándose de los acontecimientos de la narración, Hugo pone sobre la mesa su saber enciclopédico y su profundo conocimiento del alma humana.

Los asuntos claves de nuestra existencia personal y social, de nuestra vida histórica y política, del hombre como animal racional, político y dotado de lenguaje, se vislumbran detrás de los rostros de Jean Valjean, el inspector Javert, el pérfido Thénardier o el idealista Marius. La enormidad de Hugo consiste en repartir el prisma humano entre todos sus personajes, para que cada uno de ellos exalte un color haciéndolo más visible. Yo he descubierto destellos de mi vida en cada uno de ellos. Sigue leyendo

La primera impresión: frases que inauguran las grandes obras literarias

en Democultura/Dialogical Creativity/Literatura por
Tiempo de lectura: 5 minutos

La primera impresión no tiene por qué ser definitiva, pero es muy importante, porque orienta los siguientes pasos; y lo cierto es que hay una primera impresión en casi todos los órdenes de la vida: la primera impresión que recibimos -o que damos- al conocer a otra persona, al empezar un nuevo año, al encontrarnos con un libro e, incluso, al iniciarnos en el mundo de la lectura.

Acerca del buen leer hay demasiados mitos y muchos de ellos son culpables de la desafección por la lectura de demasiadas personas. Cuando repaso con mis alumnos los consejos que dan los grandes lectores, se quedan estupefactos. «Hay que leer poco», es siempre el primero. El segundo consejo rompe otro gran mito: «Hay que saber escoger los libros y en los libros». Es decir, que como debemos leer poco, no sólo conviene evitar muchísimas lecturas, sino que además tampoco es conveniente leer siempre libros enteros.

Sigue leyendo

Maximiliano Tomas: “El libro ha perdido su lugar de influencia y preeminencia”

en Entrevistas/Literatura/Periodismo por
Tiempo de lectura: 8 minutos

Quedamos en un café, a media cuadra del edificio de la agencia de noticias Télam donde Maximiliano es hoy Prosecretario General de Redacción. Llega hablando por teléfono con alguien de su equipo (“la nota tiene que salir hoy”) pero en cuanto me ve, se despide y me saluda. Cordial. Sencillo.

Nos sentamos y pedimos un café. Tardamos un rato en empezar la entrevista, el entrevistado tenía curiosidad por conocer las razones por las que el entrevistador quería escribir sobre su trabajo. Le conté que cuando vivía en España la nostalgia me llevaba a leer todas las semanas prensa argentina, entre ellas, La Nación-Online. Ahí me sorprendió una columna de crítica literaria, de buena crítica literaria. Y me dije, “si algún día vuelvo a la Argentina, tengo que entrevistar a este crítico”. Y volví. Y ahí estábamos.

Sigue leyendo

Hannah frente al homo faber

en Dialogical Creativity/Literatura/Pensamiento por
Tiempo de lectura: 2 minutos

Walter Faber era un ingeniero, un técnico de la Unesco, que un día empezó a darse cuenta de que su vida, sencillamente, funcionaba. Al principio no era consciente de lo que le pasaba. Hubiera sido incapaz de formularlo así, pero, sin duda, algo iba mal, y lo que le ocurrió en el aeropuerto encerraba una metáfora perfecta de su situación. Sigue leyendo

El Father Brown de Chesterton y el Father Brown de la BBC

en Democultura/Literatura/Series por
Tiempo de lectura: 4 minutos

¿De dónde salió el bueno del Father Brown?

Distingamos: el Father Brown de la vida real, el de la inspiración narrativa y el de la misma historia.

Como inspiración, Father Brown está inspirado en un gran amigo sacerdote de G. K. Chesterton, el P. John O’Connor. El P. O’Connor fue muy importante para la conversión del mismo autor. Cuando se conocieron era el párroco en la Iglesia de Santa Ana, en Keighley. La amistad que los unió ha perdurado en las 51 aventuras del famoso detective.

Como personaje, en cambio, Father Brown, fue el párroco de Cobhole (Essex) y ahora trabaja en Londres. Este dato es importante, porque el método que emplea como detective se basa en sus experiencias pastorales. En efecto, en algún momento de su vida tuvo un gran contacto con criminales. La búsqueda de la redención del pecador lo condujo no sólo a conocer la vida del criminal sino a acercarse a su forma de pensar de la forma más intuitiva posible. Lo explica en la recopilación titulada “El Secreto del P. Brown”:

“You see, I had murdered them all myself… I had planned out each of the crimes very carefully. I had thought out exactly how a thing like that could be done, and in what style or state of mind a man could really do it. And when I was quite sure that I felt exactly like the murderer myself, of course I knew who he was.”

“Vea, Yo los he asesinado a todos… Yo he planeado todos y cada uno de los crímenes de una forma muy concienzuda. He pensado cómo podrían hacerse, y en qué estilo o en qué estado mental un hombre podría cometerlos. Y después estaba bastante seguro de saber cómo se sentía el criminal y, por supuesto, sabía quién era.”

A imagen y semejanza de su creador…

Lo cierto es que el Father Brown de la narrativa tenía un gran parecido con su creador, el mismo Chesterton. Los razonamientos del buen sacerdote detective y su frecuente ironía tienen un sabor netamente chestertoniano. Qué decir de la idea teológica que aparece una y otra vez en las historias: la parodia de un sacerdote con vocación de guardián de la razón frente a la tentación del espiritualismo. Un hombre para quien la razón es fundamental para poder creer.

La mejor descripción de todo esto la encuentro en la cita de una carta de Gramsci en prisión:

El P. Brown es un católico que se divierte a costa de los procesos de pensamiento mecánicos de los sacerdotes, y el libro es básicamente una apología de la Iglesia de Roma frente a la Iglesia anglicana. Sherlock Holmes es el detective “Protestante” que descubre el fin de la madeja criminal por observarla desde fuera, apoyándose en la razón, en el método experimental, en la inducción. El P. Brown es el sacerdote católico que a través de refinadas experiencias psicológicas realizadas en la confesión y por la actividad persistente de la casuística moral de los sacerdotes -sin obviar la ciencia ni la experimentación, pero apoyándose principalmente en deducción e introspección- derrota por completo a Sherlock Holmes, lo hace parecer un pequeño chico pretencioso, muestra su estrechez de miras y su mezquindad. Por otra parte, Chesterton es un gran artista mientras que Conan Doyle era un escritor mediocre, aunque fuera nombrado caballero por el mérito literario; así en Chesterton hay una brecha estilística entre el contenido, la trama de la historia detectivesca, y la forma, y por lo tanto se da una sutil ironía con respecto al tema que se trata, lo que hace que estas historias tan deliciosas.

El Father Brown encarnado por Mark Williams es uno más en la larga lista de los actores que han tratado de elevarse a la altura del párroco de Cobhole. Nadie lo ha logrado, ni siquiera el gran Alec Guiness. Pero todo esto da riqueza a la leyenda, no la devalúa. Me explico.

He disfrutado enormemente con el show de la BBC. En Inglaterra tienen una tradición interesantísima de narrativa detectivesca. Eso sale a relucir una y otra vez, año tras año, en forma de novelas, series, películas… El P. Brown es un detective elevado al rango de mito: como Sherlock y como Poirot. Ningún actor nos convence, de la misma manera que Brad Pitt no convence para Aquiles Pelida. Todos los Sherlock han sabido acertar en algo y todos han fracasado en lo fundamental: ninguno de ellos era Sherlock.

Lo mismo ha sucedido con el P. Brown. Aplaudo los esfuerzos (y el éxito) de la serie de la BBC. Descubro en esos esfuerzos un intento de no traicionar el espíritu original y, a la vez, presentar un show atractivo. Mark Williams no es el P. Brown, aunque ha sido de los que más se ha acercado…

Quizá debería la BBC plantearse ofrecer el papel a un sacerdote católico, avezado en confesiones de prisioneros y con una grandísima formación teológica.

O, como yo, esperar a ir al cielo para ver a Chesterton cara a cara y que me siga contando historias.

Este artículo, publicado originariamente en Tu opinión, mis ideas es reproducido con permiso del autor.

Oscar Wilde y la decadencia de la mentira

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 3 minutos

Oscar Wilde es una de las figuras literarias más influyentes del siglo XIX. El autor de origen irlandés (de una Irlanda que en aquella época pertenecía al imperio británico) es principalmente conocido como dramaturgo y cuentista, pero muchos creen que el Wilde más brillante, astuto y complejo se esconde en su faceta ensayística.

La Decadencia de la Mentira forma, junto con otros títulos, la biblioteca de ensayos de este importante escritor victoriano. En ella, Wilde se sirve de una fructuosa conversación entre dos amigos, los sagaces Cyril y Vivian, para entonar una apología del esteticismo y del “arte por el arte”. Sigue leyendo

[CRÍTICA] Un legado maldito

en Literatura/Teatro por
Tiempo de lectura: 4 minutos

La sensación lectora, en cuanto a número de ventas se refiere, del último trimestre del 2016 fue “Harry Potter  y el Legado Maldito”. La obra de teatro estrenada a mediados del año pasado en Londres fue un auténtico hito en la industria teatral y una nueva oportunidad para poner a J.K. Rowling vinculada de nuevo al mundo del mago del 4 de Privet Drive.

Los que vivimos nuestra adolescencia embebidos con la historia del joven mago en Hogwarts y aledaños, esperábamos esta nueva edición (en España editado por Salamandra) con entusiasmo; porque siempre que se oferta la posibilidad de viajar a nuestra infancia a través de las letras hay una pulsión –mitad ternura mitad histerismo– que hace que nos pasemos el IVA cultural por la zona noble y que acudamos a nuestras librerías con ganas de magia. Sigue leyendo

Cinco grandes libros para las navidades

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 4 minutos

Siempre he dicho que recomendar libros en general, es una gran injusticia. Creo que recomendar un libro es, en gran medida, una labor de sastre. Hay que tomar las medidas adecuadas de la persona a la que se lo vas a recomendar: conocer sus gustos en estilo, saber lo que ya ha leído, qué es lo que busca (entretenimiento, formación, enriquecimiento personal, dominio de una época o de un autor, acercarse a los clásicos, etc.).

A continuación presentaré cinco grandes obras sobre la Navidad. Las recomiendo por ser muy navideñas, no sólo en el tema, sino también en el tono, en el ambiente y en el significado simbólico. Véase como una percha de pantalones de diversas tallas en unos grandes almacenes: a falta de sastre, el mismo modelo de pantalón -el mismo corte- en tallas distintas.

Sigue leyendo

Una Navidad ganada a los nazis

en Literatura/Religión por
Tiempo de lectura: 6 minutos

La noche del 24 de diciembre de 1940, en el campo de prisioneros de Tréveries, el filósofo Jean-Paul Sartre se estrenaba como dramaturgo delante de 2000 presos con Barioná, el hijo del trueno.

El ateo beligerante y reconocido como uno de los “padres del existencialismo” elaboró durante 6 semanas el texto con el que Voz de Papel calificó, tal y como reza la portada de su segunda edición, a Sartre como “un ateo que presenta mejor que nadie el Misterio de la Navidad”.

Para dar con esta singularidad, hubo detrás un elaborado trabajo de investigación por parte del Dr. José Ángel Agejas, para recuperar una obra denostada y condenada al ostracismo por los estudiosos de Sartre y cuya edición fue vetada incialmente por el propio Sartre por temor, según John Ireland, a que “si autorizaba su representación, la fuerza de esta obra oscurecería el resto de su producción teatral”. Sigue leyendo

El pecado de Dorian Gray

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 5 minutos

Al igual que ocurrió tras la invasión enciclopedista en Europa, la revolución industrial, y con ella el utilitarismo y hasta el atractivo por lo horrendo –aún más que indiferencia respecto a lo bello–, iban a desencadenar una huida radical hacia la experiencia estética, en búsqueda de la felicidad, de la satisfacción de los anhelos más profundos del hombre. Así fue con Oscar Wilde.

Escribe una única novela el dramaturgo inglés (casi un guión teatral en prosa), con frecuencia considerada como el mejor ejemplo de la corriente literaria del esteticismo: “The picture of Dorian Gray“. El relato, muy original, pivota en torno a tres personajes principales: Dorian, Basil Hallward y Henry Wotton –o Harry, la forma medieval–. Basil es pintor, y decide retratar al joven Dorian, de incomparable hermosura. Misteriosamente, el cuadro se convierte en imagen del alma del modelo; tras la seducción que obra en él lord Henry, un perfecto hedonista, la obra irá mutando y perdiendo su pulcritud al ritmo de la destemplanza del muchacho, hasta ilustrar un viejo decrépito. Sigue leyendo

O el hombre o la ley

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 5 minutos

Negó una vez Unamuno que fueran personajes quienes tomaban tiempo y lugar en sus novelas; eran personas, vivas, de carne y hueso; seres de entidad semejante a la nuestra –a la suya–, llevadas a escenarios extremos en la pluma innovadora de su autor. De su Creador, y aquí sitúa el vasco el centro de la reflexión que iba a identificarle con Augusto Pérez, el núcleo de su “Niebla“. Sigue leyendo

Un asunto nocturno y confuso

en Democultura/Literatura/Pensamiento por
Tiempo de lectura: 4 minutos

Una vieja novela aparecida en Estados Unidos en 1950 y recientemente reeditada en España del escritor judío Isaac Bashevis Singer me ha hecho confirmar una idea posiblemente poco original sobre el tema de la familia en el judaísmo.

La novela en cuestión se titula La familia Moskat y se ocupa de las vicisitudes de los miembros de la misma en la Varsovia de los primeros treinta años del siglo XX. Singer fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1978 y es considerado el escritor contemporáneo más importante en lengua yiddish. Hijo y nieto de rabinos, abandonó su Polonia natal en 1935 y emigró a Estados Unidos, donde desarrolló su carrera como escritor. Sigue leyendo

13 buenas novelas para leer este verano

en Democultura/Literatura por
Tiempo de lectura: 10 minutos

Es una verdadera maravilla descubrir la inmensidad de blogs, foros y páginas web en general donde se ofrece un servicio de propuestas de lectura. Herramientas a cuál más sofisticada, ofrecen la posibilidad de votar los libros, escribir tu opinión, crear listados o “estanterías”, etiquetar colecciones personales, plantearse retos de lectura y un largo etcétera. Contra los grandes pesimismos que desconfían de esta generación, algo tengo que decir: se lee mucho y, por lo general –lo veo en las críticas de estos foros–, se lee bien.

Leer bien, sin embargo, no es necesariamente leer lo mejor o leer lo que más nos conviene. Sigue leyendo

¿Dragones o mantequilla? La economía en Juego de Tronos

en Democultura/Literatura/Series por
Tiempo de lectura: 6 minutos

George R.R. Martin, el autor de la saga literaria Canción de hielo y fuego, que ha inspirado la popular serie televisiva Juego de Tronos ha manifestado en alguna ocasión que hay aspectos del mundo de fantasía de J.R.R. Tolkien que considera poco realistas.

En particular, se refiere a problemas de naturaleza económica inherentes a la guerra y la gestión de los reinos de la Tierra Media que a su juicio no son resueltos satisfactoriamente, y en concreto se refiere a cuestiones como “¿Cuál es la política fiscal de Aragorn? ¿Mantendrá un ejército permanente?”. En resumen, viene a afirmar que el asunto de la economía en la Tierra Media no está desarrollado de una manera realista. Por el contrario, a primera vista, parece que el mundo de fantasía en el que se desarrollan los libros del señor Martin sí que posee elementos de funcionamiento y gestión de la economía que nos pueden parecer “realistas” a la vista del pensamiento y las ideas económicas modernas. Sigue leyendo

Ir al inicio