Revista de actualidad, cultura y pensamiento

Category archive

Mundo

Escombros: entre la esperanza y la mezquindad

en Mundo/Periodismo por
Tiempo de lectura: 5 minutos

Dispone el azar y sus desgracias de una agenda un tanto mezquina y peliaguda.

El 19 de septiembre a las 11 de la mañana; comercios, escuelas y grandes empresas de Ciudad de México conmemoraban el terremoto del 85 con un simulacro. Dos horas después, terminado el ensayo, empezó la siniestra función.

Como toda dificultad imbuida en la sencillez de la vida; fue cuestión de segundos la toma de decisiones que ha separado a los que pudieron ponerse a salvo de los que no. Temblores, gritos, alarmas, cámaras de móvil en mano, escombros y silencio.

El plano desde uno de los edificios de la zona financiera del antiguo Distrito Federal era sobrecogedor. Torbellinos de polvo en un día despejado. Ni siquiera se apreciaba desde los rascacielos la polución sempiterna del D.F.

325 (hasta la fecha), entre ellos 30 niños, son los que han fallecido en este nuevo episodio sísmico. Todo ello, tan solo  dos semanas después del mayor terremoto registrado en los últimos 80 años que salpicó los estados de Oaxaca y Chiapas y que se cobró la vida de 100 personas.

Ante este tipo de situaciones se pone de manifiesto la calidad humana de un pueblo. La reacción de los vecinos ha sido masiva y ejemplar en la mayoría de los casos. Gente ofreciendo sus viviendas; sus esfuerzos para ayudar a los que estaban atrapados. Negocios que han puesto a disposición de la Policía Federal todo su stock para atender a los damnificados. Permisos laborales en pequeñas empresas, multinacionales y en algunas secretarías de gobierno para que los trabajadores pudieran acudir a retirar los escombros y ayudar al ejército a seguir buscando gente con vida entre los edificios derrumbados.

Y en la misma línea, como claro elemento diferenciador respecto a las catástrofes de antaño, tenemos la comunicación digital.

Las redes sociales han puesto en su justa medida las proporciones del desastre natural por la cantidad de testimonios que se han podido recoger, por los servicios de alertas y avisos que señalan que tus familiares y amigos están bien. A más información concentrada sobre un hecho objetivo y verificable, más capacidad de afrontar desde distintos planos la verdad que se desprende del mismo.

El aluvión de vídeos e imágenes ha puesto en orden cuestiones que antes resultaban ser las más perniciosas en este caso de desastres naturales: el no saber dónde están las personas que quieres. La exigencia “mimética” de la sociedad hiperconectada ha hecho que todo organismo con vocación de servicio público disponga de una cuenta de Twitter o de Facebook. Con ello, se ha limado toda opacidad o falta de información por parte de fuentes oficiales, que andaban en este tipo de situaciones con demasiado plomo en los zapatos en favor de ganar tiempo para declaraciones poco apetecibles o a la hora de aportar datos buscando cuotas de pantalla y efectos sociales más propios del marketing político que de lógica ética en lo político.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También es cierto que este tipo de sucesos son una ocasión manifiesta para un antiquísimo género de demencia, quizás más palpable hoy en día con la cantidad de canales desde los que recibimos las historias de terremotos, desplazamientos forzosos y otras tragedias. Se trata de los embusteros sociales. De aquellos que ven en el sufrimiento ajeno una oportunidad única para recibir un cariño extra que por estos sucesos, al menos, no les corresponde.

En España recordamos el caso de Enric Marco, quién vivió una vida de falso victimismo a propósito de los campos de concentración alemanes. O de Alicia Esteve, autodenominada Tania Head, quien llegó a convertirse en cofundadora de una de las asociaciones que trataba de recuperar la memoria de los fallecidos en los atentados de las Torres Gemelas.

Gente, en definitiva, que ante la contundencia y crudeza de los hechos, o se inventa vínculos con la tragedia o maximiza los daños y el trauma sufrido en un afán protagónico desmedido. En México, por lo reciente de los hechos, está por llegar este nuevo personaje que haga de la verdad un juego para su mentira.

Sin embargo, estas personas, peculiares cuanto menos, no requieren de una sesión de escarnio público. O al menos no debe quedar solamente en eso. Debe haber una actitud de acogida y acompañamiento.

De  idéntica manera cabe proceder con aquellos que no necesitan hacer embustes para estar en el centro de la polémica por su insensibilidad e insolidaridad. Patricia Gosálvez, señalaba en El País, algunas de las manifestaciones más miserables a propósito del Huracán Irma. Comercios que buscaron sacar rédito económico a una situación catastrófica con precios abusivos en productos de primera necesidad, falta de tacto político ante la realidad que toca ir a acompañar haciendo declaraciones desafortunadas, un derroche de fanfarronería y frivolidad de quien presume dejar atrás la catástrofe en su Jet privado.

México -en este caso ya tenemos datos que lamentar- ha vivido un episodio de mezquindad similar a lo acontecido tras el paso de Irma.  A través de redes sociales y medios de comunicación se han reportado varias denuncias donde delincuentes que se hacían pasar por miembros de Protección Civil  entraban en edificios dañados con el único fin de saquear las viviendas. Los chismes siguen circulando con entusiasmo, entorpeciendo la comunicación y la verdadera acción que se lleva a cabo para reconstruir la ciudad. Hay declaraciones graves contra la policía por parte de un movimiento feminista, el cual acusa a las fuerzas de seguridad de entorpecer el paso de voluntarios a una fábrica de textiles en la Colonia Obrera. Todo, presuntamente, por encubrir a los inmigrantes ilegales que trabajan allí.  De la misma, hubo hace unos días en redes un elogio exacerbado hacia Frida, la perra de la unidad naval a la que se le atribullen 55 rescates con vida después del terremoto cuando en realidad, según recogen medios oficiales, han sido 12 personas las rescatadas gracias al olfato del can.

La comunicación digital, por tanto, vuelve a ser espacio de confluencia, contemplación y confrontación. Las redes sociales pueden convertirse en una ocasión más para maravillarse de la condición humana por su actitud heroica y desinteresada en pos del otro. Estoy seguro que seguiremos viendo, leyendo y escuchando historias ejemplares en los próximos días. Al mismo tiempo que se siguen poniendo al descubierto embustes, manipulaciones, falsedades, rumores o actos desdeñables. Hecho que, como viene siendo habitual, no quedará al margen en todo lo referente a Irma, Santa María, el Tsunami de Japón o los dos terremotos de México. Al final, la cosmovisión de estos sucesos en la conciencia digital se resume a la interpretación que muchos miles de likes y retuits hagan sobre los hechos y las mentiras y lo dilatado, o no, que esté su filtro moral para aumentar la rumorología o arrojar algo de luz para el respeto a la verdad de los que ya no están.

 

 

La propaganda casi perfecta

en Mundo por
Tiempo de lectura: 2 minutos

Rusia, a través de sus medios de comunicación, impulsa todo su poder blando para desestabilizar Occidente, y ni a Joseph Goebbels se le hubiera ocurrido una forma de propaganda tan eficaz.

Estos medios azuzan las más disparatadas teorías de la conspiración, al tiempo que, sin parar de esparcir la confusión, generan desconfianza entre las audiencias occidentales hacia sus propias instituciones.

La clave de su éxito se encuentra en no defender constantemente a Rusia, sino en atacar incesantemente a Occidente mediante una red de corresponsales autóctonos, una especie de quinta columna liquida.

Por otro lado, muchos no saben ni siquiera que son medios estatales de un país que, según la clasificación de libertad de prensa diseñada por Reporteros sin Fronteras, ocupa este año el puesto 148 de entre 180 países.

Un elemento efectivo de su estrategia es la versatilidad ideológica de su línea editorial en función del contexto. Por ejemplo, con respecto a los refugiados sirios, a los televidentes hispanohablantes se les proyecta una imagen insolidaria de la Unión Europea, mientras que a los internautas alemanes se les entrega una Unión Europea irresponsable por dejar entrar a tantos extranjeros.

Ahora bien, cuando Rusia aprovecha la libertad de medios y opinión que goza Occidente, para inocular falacias, persigue hábilmente el divide et impera, pero olvida que no está tratando con sociedades de estructuras débiles, sino con Estados que en buena medida se han desarrollado gracias a las fracturas internas.

En países con tendencias ideológicas monolíticas y regímenes autoritarios es difícil comprender los juegos de Occidente, en donde millones de individuos pueden comprar las mentiras, las exageraciones y la propaganda que brindan conciudadanos pagados por medios estatales de lejanas dictaduras, y aun así no poner en riesgo el sistema.

Mientras muchos reciben a estos medios como material para intentar reivindicarse en una rebeldía de bombas tuits, otros tantos eluden el engaño sin por ello dejar de criticar su propio entorno, pues saben que la existencia de esta propaganda rusa es una confirmación más de la libertad que hay aquí pero no hay allí. 

Tshisekedi, el luchador de la democracia en el Congo

en Mundo por
Tiempo de lectura: 4 minutos

Hace poco falleció el que se podría llamar el héroe de la democracia en la República Democrática del Congo. Etienne Tshisekedi Wa Mulumba, el hombre que se atrevió con Mobutu hasta el final, el luchador incansable, el opositor de todos los regímenes hasta la muerte.

Murió sin alcanzar ni la democracia ni el poder por el que tanto luchó como lo hiciera Mandela, por ejemplo, o, en menor medida, como Abdulay Wade de Senegal o Laurent Gbagbo de Costa de Marfil. Sin embrago, su nombre pasará a la historia como un hombre de convicciones firmes, intrépido ante el adversario aunque, a veces, tachado de radical. Sigue leyendo

Macron, más allá del marketing político

en Mundo por
Tiempo de lectura: 3 minutos

El pasado 7 de mayo, Emmanuel Macron se convirtió en el vigésimo quinto presidente de la República de Francia tras imponerse a Marine Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Su victoria se redondeó un par de meses después, cuando En Marche, la incipiente formación conformada en torno su figura, obtuvo una amplia mayoría en los comicios legislativos. En ese momento, el jefe del Estado francés más joven desde Napoleón Bonaparte contaba con el respaldo de dos tercios de los electores. Sin embargo, la panorámica hoy se vislumbra bastante más borrosa. Sigue leyendo

¿Es el Islam una opción más para nuestro ecosistema?

en Economía/Mundo por
Tiempo de lectura: 4 minutos

En los últimos 20 años la sociedad occidental ha tratado de enfrentar la problemática medioambiental a través de la política y la economía con escaso éxito hasta ahora. Este marco abre la puerta a nuevos interrogantes, con respuestas que a muchos de nosotros, a priori, pudiera sorprendernos.

¿Y si existiera una posibilidad de que la religión tuviera una respuesta  más eficaz? El Islam está en ello y considerando su ritmo de crecimiento demográfico, parece ofrecer una alternativa sólida. El 22% de la población mundial profesa el Islam y tiene una tasa de crecimiento del 2.9%, superior a la del resto de la población mundial. Si el cuidado del medio ambiente se continúa institucionalizando y universaliza en el Islam como requisito de la industria Halal, esta puede ser una vía más para fomentar medidas verdaderamente efectivas en el cuidado de nuestro planeta. Sigue leyendo

Mahoma sí va a la montaña: expansión y conflicto de la identidad islámica

en Asuntos sociales/Mundo/Religión por
Tiempo de lectura: 7 minutos

El último estudio del Pew Center lo dejaba meridianamente claro: en 2050, la religión islámica (contando todas sus ramas) podría superar por primera vez, en número de fieles, a la religión cristiana (sumando a todas sus confesiones). Una proyección histórica (en el estudio The Changing Global Religious Landscape, 2017) que situaría a dicha religión con más de 3.000 millones de seguidores (reales o teóricos) y el 31% de la población mundial (desde el 24% de 2015 y un 2% más de la proyección realizada ese mismo año); todo ello consecuencia de sus altas tasas de natalidad (casi 2,9 por mil habitantes), el aumento de conversiones (superior ampliamente al resto) y la creciente islamización de países de cultura mayoritariamente musulmana pero de historia secular o con importantes minorías cristianas (de Turquía al Líbano).

Pero estos datos son un simple acercamiento. Las hipótesis más aventuradas señalan que ya es la más numerosa y sobre todo, la más practicada total (ante la amplia confesionalidad de sus países de referencia, y la ausencia de prácticas institucionalizadas al estilo católico o protestante en beneficio de liderazgos diversos y rezos personales) o relativamente, en especial ante la aparente apostasía generalizada en el mundo occidental, en la vida pública y en la práctica privada (quizás atemperada por el renacer de las Iglesias ortodoxas en numerosos países excomunistas o la aparición de las Iglesia evangélicas neopentecostales en América y Asia). Sigue leyendo

Gris-20

en Mundo por
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los principales líderes del mundo se dieron cita en la Cumbre del G20 de Hamburgo y reflejaron el decreciente nivel de carisma de la clase política global, lo cual queda confirmado por la ostensible ausencia de personalidades extraordinarias.

La anfitriona, la incombustible Angela Merkel, sigue tan comedida en su elocuencia como en sus gestos políticos, mientras que la esperada reunión entre Donald Trump y Vladímir Putin no fue más que el encuentro de un magnate adicto a la verborrea con un inexpresivo exagente de la KGB; el primero se muestra totalmente inexperto en el campo de la geopolítica, y el segundo, en esa perpetua e inalcanzable aspiración rusa de convertirse en el hegemón, continúa desperdiciando una inigualable oportunidad de por fin democratizar Rusia. Sigue leyendo

Un paseo por el Cielo

en Diario compartido/Mundo por
Tiempo de lectura: 4 minutos

Maximiliano tiene 10 años y de mayor quiere ser piloto. Sin embargo, es probable que nunca cumpla su sueño. Tiene miedo a las alturas, pero le gusta la idea de volar, aunque nunca lo haya hecho. Vive en la Villa 15 de Buenos Aires (Argentina), aquella conocida como Ciudad Oculta. La misma que el Gobierno tapió para esconder la miseria local a los ojos de las Olimpiadas de 1956. Reside en una obra a la que un europeo no podría llamar hogar. Cerca del fantasma de un viejo hospital que nunca llegó a construirse, y que, desde 1941, solo se ha usado como refugio para muchas personas. Nadie sabe una cifra exacta, no hay censos. Tampoco interesan. Al menos, de momento. Sigue leyendo

Las lágrimas de Bangassou

en Mundo por
Tiempo de lectura: 4 minutos

Encontrar un rincón de la República Centroafricana dónde se respira paz fuera de la capital es casi un milagro. Dónde no hay enfrentamientos sangrientos, hay desplazados de larga duración u otro tipo de inseguridad que impide a los habitantes vivir tranquilamente y ocuparse de sus familias. Desgraciadamente, parece que la realidad de los grupos armados se ha convertido en una lacra sobre todo el territorio poniendo en jaque a la Comunidad Internacional y al propio gobierno nacional. Sigue leyendo

El ping pong político

en Mundo por
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los líderes de las dos grandes potencias económicas del mundo, Donald Trump y Xi Jinping, se vieron por primera vez las caras en Florida justo entre las provocaciones de Corea del Norte y algunos movimientos estadounidenses como el bombardeo a la base siria de al-Shayrat o el despliegue en torno a la península de Corea.

Washington ha estado incrementando la presión sobre China para que ayude a reducir la tensión con Corea del Norte, dado que Pekín, uno de los pocos interlocutores de la dinastía estalinista, es clave en la desactivación del ímpetu de Pionyang. Sigue leyendo

Francia y la nueva política

en Mundo por
Tiempo de lectura: 5 minutos

El pasado 23 de abril, Emmanuel Macron y Marine Le Pen se convirtieron en los dos candidatos más votados entre los once aspirantes a presidir la República de Francia. Como ninguno recibió apoyo de más del 50% del electorado, ambos se verán las caras en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales prevista para el próximo 7 de mayo.

La situación, aunque previsible, no deja de ser histórica. Por primera vez en su historia, la V República será presidida o bien por un hombre menor de 40 años o bien por una mujer. También es insólito que tanto los republicanos conservadores como los socialistas hayan quedado fuera de la carrera hacia el Elíseo tras la primera vuelta. No obstante, lo más reseñable es la nueva dicotomía que encarnan uno y otro candidato: por un lado, el socioliberalismo europeísta de Macron y su movimiento En Marcha; por el otro, el nacionalismo populista de Le Pen y el Frente Nacional. Sigue leyendo

Turquía o la democracia suicida

en Internacional/Mundo por
Tiempo de lectura: 4 minutos

Al igual que los griegos, que en su democracia clásica condenaron a Sócrates a ingerir la cicuta para matarlo, la democracia representativa padece de instintos suicidas intermitentes. Un nuevo bollo, este con aspecto de donner, ha venido a engordar el descrédito hacia los valores demócratas tras el referéndum acontecido hace escasas semanas en Turquía. Una vez más, la democracia disparándose en el pie.

Sigue leyendo

Siria: el cuento de guerra de nuestra generación

en Internacional/Mundo por
Tiempo de lectura: 5 minutos

Cada época tiene y vive su propia guerra. Nuestros abuelos tuvieron su respectiva guerra mundial y sufrieron sus crueles y fratricidas guerras civiles asociadas. Nuestros padres vivieron, en la televisión y en la propaganda, esa guerra declarada “fría” y sus numerosos conflictos “ardientes” en zonas periféricas (y descolonizadas en paralelo) entre las viejas banderas izquierdistas y derechistas. Y cada uno de estos conflictos fue contado, como tragedia o comedia, por los protagonistas de los mismos, desde el dolor que nunca desapareció o desde la risa de aquello humano que se pudo salvar. Sigue leyendo

La mecánica naranja

en Internacional/Mundo por
Tiempo de lectura: 2 minutos

En los Países Bajos se desarrolló el sistema de verzuiling, un modo de segmentar la sociedad por religión o ideología política, en la que cada sector organizaba sus propias instituciones. Al mismo tiempo, fue en este país donde surgiría por primera vez el consociativismo, es decir, la búsqueda de consenso en esta fragmentación social. Además, en los años ochenta se inauguró también allí el poldermodel, con el cual, para resolver las tensiones entre las fuerzas socioeconómicas, se profundizó en la consecución de pactos. Sigue leyendo

[VÍDEO] Siria: la guerra del mundo actual – por Florentino Portero

en Internacional/Mundo/Vídeos por
Tiempo de lectura: 1 minuto

Florentino Portero es uno de los expertos más relevantes en el ámbito de las relaciones internacionales en España. Dirige el grado en Relaciones Internacionales y el Instituto de Política Internacional de la Universidad Francisco de Vitoria y es investigador asociado y miembro del Consejo Científico del Real Instituto Elcano.

En tres pequeñas piezas audiovisuales, Portero pone la atención en las siguientes cuestiones. Sigue leyendo

Habrá que estar atentos

en Internacional/Mundo por
Tiempo de lectura: 5 minutos

Empezamos la semana con una congoja amarrada al cuello, la doblamos con un suspiro de alivio y la cerramos con la sensación de que lo peor está por llegar.

El lunes teníamos casi la certeza de que Geert Wilders iba a servirnos un poco de cicuta. Todo parecía indicar que Holanda trasplantaría a Europa la peor cara electoral que vivimos en noviembre en EEUU. En este caso no era imprescindible una victoria. Ni siquiera era necesario que su xenófobo Partido por la Libertad (PVV) lograse los resultados necesarios para formar gobierno. Sigue leyendo

Astérix en Europa

en Internacional/Mundo por
Tiempo de lectura: 2 minutos

La carrera por la presidencia de Francia se ha vuelto emocionante, por lo tanto, preocupante; la corrupción persigue a François Fillon y a Marine Le Pen, mientras que la sombra rusa intentará complicar al socioliberal Emmanuel Macron.

Las encuestas insisten en el triunfo del Frente Nacional en primera vuelta y en su derrota en el ballotage, no está claro aún con cuál contendiente. De todos modos, aunque el triunfo de Marine Le Pen se vislumbra difícil, no es imposible. La victoria holgada de Jacques Chirac sobre Jean-Marie Le Pen en las elecciones del 2002 ya no sirve tanto como referencia; factores como el contexto internacional y asuntos internos como la tensión multicultural o el deterioro del sector agrícola están cambiando rápidamente el mapa social y político. Sigue leyendo

Los Underwood de Managua

en Mundo/Series por
Tiempo de lectura: 6 minutos

A finales del año pasado, Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, se convirtieron en “los Underwood de Managua”.

Este hecho informativo, de reseñable trascendencia debido al juego de tiranteces democráticas que varias naciones latinoamericanas están sufriendo en sus carnes, pasó, sin embargo, de puntillas por la actualidad internacional ya que aquel mismo día Donald Trump se erigía como el 45º Presidente de los Estados Unidos de América.

Quienes están familiarizados con la actualidad internacional y han seguido de cerca las hazañas de Francis y Claire Underwood en la serie “House of Cards” de Netflix, saben que el titular encierra algunos retazos de verdad peligrosamente velados en los acontecimientos que se han ido desarrollando en los últimos años en Nicaragua.

Sin embargo, en este pseudo-análisis comparativo no olvidamos la perspectiva de la serie de ficción, cuya razón de ser es entretener, y la realidad del día a día que afecta y se entromete en la vida de seis millones de nicaragüenses, donde un 75% de los que acudieron a las urnas en el mes de noviembre decidieron que Daniel y Rosario era lo que querían para su país. Sigue leyendo

Finkielkraut: “Es un error leer el presente en clave de un retorno a los años 30”

en Cultura política/Mundo/Pensamiento por
Tiempo de lectura: 7 minutos

El filósofo francés de origen judío Alain Finkielkraut ha estado en Madrid hace unos días presentando su último libro, Lo único exacto y, como no podía ser de otra manera, ejerciendo ante los medios de comunicación esa visión de la filosofía que ya señaló Michel Foucault y que consiste en ser vigía y crítico del presente, atento a cualquier pretensión de reducir la actualidad a una explicación enlatada y miope.

Durante la charla que mantuvo con un grupo de periodistas en el Instituto Francés –en la que tuve la suerte de estar– Finkielkraut embistió contra el discurso dominante que ha querido convertir el renacimiento de los nacionalismos y los movimientos antiglobalización en un regreso de los fascismos y de las problemáticas de los años 30 en Europa. Sigue leyendo

Go hard like Vladimir Putin o cómo la música no amansa a la fieras

en Internacional/Mundo/Música por
Tiempo de lectura: 3 minutos

Putin ha ganado. La victoria electoral de Trump, la tregua en Siria, la dominación de zonas de Ucrania, las victorias de presidentes pro-rusos en Moldavia y Bulgaria, el mantenimiento de los precios del petróleo, el apoyo creciente de movimientos identitarios en Europa Occidental. El 2017 abría con este gran titular, la prensa de medio mundo proclamaba su triunfo sin paliativos. Obama se marchaba, su alter ego mediático e ideológico (y supuestamente geopolítico), y él se quedaba sine die, pero no solo como presidente todopoderoso en una Rusia denunciada como “oscura y amenazante”, sino supuestamente en los parlamentos y ordenadores de las democracias occidentales. Sigue leyendo

Instatrump

en Internacional/Mundo por
Tiempo de lectura: 3 minutos

Donald Trump se ha convertido en el 45º presidente de Estados Unidos, y muchos siguen insistiendo en que representa el fin de una era, pues la supremacía anglosajona habría terminado por propia iniciativa. Los que vienen augurando desde hace décadas el advenimiento de la hegemonía china o la inviabilidad de la globalización vislumbran por fin sus expectativas.

Muchas de las causas señaladas para que este tipo de líder político haya llegado al poder, parecen ajustarse a la realidad; las frustraciones de la globalización o la revancha blanca fortalecen el amparo nacionalista, pero hay una que subyace tanto en el desencadenamiento de este encierre anglosajón como en su explicación: una inmediatez llena de superficialidad solidifica la ignorancia que empuja a entregarse a la imagen audaz, encarnada en este presidente del decreto-tweet. Al mismo tiempo, quienes critican estupefactos esta elección caen en la misma dinámica: el suicidio del imperio, el fin de la globalización o el triunfo de Putin no son más que razonamientos ligeros. Unos necesitan visualizar una política veloz, los otros profetizan el apocalipsis. De este modo, todos apuran un repentino e ineluctable vuelco del sistema con una colosal falta de prudencia. Sigue leyendo

Ir al inicio