Revista de actualidad, cultura y pensamiento

Resiliencia socialista por Navidad

En Andalucía/España por
Tiempo de lectura: 3 minutos

No es nada fácil sentarse en un banquillo. Bien sea por una trifulca con el casero o bien sea por haber formado parte de la “presunta” mayor causa de corrupción de tu país.

Las tripas son un caldero de resentimiento y confusión. La cara es un poema de tranquilidad ensayada en una noche de insomnio frente al espejo del baño (mala métrica de poesía adolescente).  El cuello es un ascensor averiado, falto de un buen engrasado; alitósico por la falta de un líquido más purificador que el agua. Las manos son un juego de trique, los surcos tuberías de alcantarillado. Los pies habrían tenido alguna oportunidad en el casting para sustituir al batería de Iron Maiden durante una gira entera. Aunque también en los juzgados se suele ver pies de sepulturero durmiendo. Las rodillas son el lugar donde estallar las tres negaciones del imputado: “No me acuerdo”, “no estoy seguro” o “no era de mi competencia”. La espalda es una caja musical después de un tablao flamenco para sevillanos. El pelo es una absurda tapadera porque en su fuero interno, el inquisidor de mando a distancia y palillo en el premolar, sabe que todos los corruptos son lampiños de cuerpo entero, igual que el diablejo que le colgaba al tipo de negro en “La Pasión” de Mel Gibson.

Comienza el primer juicio de los ERE después de una instrucción que lleva más tiempo entre nosotros que Pablo Iglesias en la vida pública, para que hagan su cálculo mediático.

¡Toca o haz click en la imagen para ir en nuestro auxilio!

Los expresidentes Griñan y Chaves, la exministra Magdalena Álvarez, Gaspar Zarrías, alias “la mano que todo lo firma en Andalucía”, o el del dinero para asar una vaca, Javier Guerrero, son los cabezas de serie entre una veintena de altos cargos de la Junta que tendrán que responder ante la imputación de delitos como prevaricación, cohecho, malversación de fondos públicos y asociación ilícita.

todos esos polvos se convierten ahora en un lodazal de titulares que solamente va en perjuicio del socialismo español.

Igual que el Partido Popular sigue su proceso de “sangrado” en el potro de los juzgados con Gürtel y Púnica, ha llegado el momento de clarificación y aireo de ropa interior  del otro partido del turnismo transicional. El PSOE, en pleno repunte electoral tras la repentina e insuflada “sensatez constitucional” de Pedro Sánchez, compartirá portadas y titulares con el PSC de Iceta, siempre coqueto con las fuerzas independentistas. Y todos esos polvos se convierten ahora en un lodazal de titulares que solamente va en perjuicio del socialismo español. No les toca otra mas que sacar fuerzas de flaqueza, entre turrones y peladillas, antes los envites de la fiscalía, la acusación popular y la opinión publicada. Cualquier paso en falso que se de en Cataluña después del 21D o cualquier apreciación desafortunada de Margarita Robles o Ander Gil, puede sepultar una trayectoria alcista que volvían a ubicar al partido socialista como referencia de la oposición en las últimas encuestas nacionales.

Hay mucho en juego y muchos van a ser los “agobiados y afligidos” que se van a sentar frente a la juez Nuñez.

Retomamos el pulso de las declaraciones y el juicio después de la Epifanía del Señor.

Imagen extraída del portal web: Andalucía Información

¡Toca o cliquea en la imagen para ir a nuestro auxilio!

 

(@RMoralesJimenez) Narrador omnisciente de novelas negras y aventurero en chanclas. Periodista por empeño. Felizmente casado, felizmente padre. Codirector de Democresía. Cuando me pongo meloso o bruto, escribo por Espinosa Martínez.

Lo último de Andalucía

Catalanofobia

Tiempo de lectura: 3 minutosHoy escribo
Ir al inicio
A %d blogueros les gusta esto: